dijous, 28 d’abril de 2011

Una casa llena de rosas. Una carta en las escaleras. Una cinta llena de mensajes para cualquier persona que se preocupa. Collage de palabras rotas y cuentos llenos de lagrimas...recordando su vida.
Las cicatrices quedan atras, pero algunas son demasiado profundas para sentir. Cuando todo se ha ido y no puede ser recuperado, parece que no podemos, vamos a la vivienda del dolor, en el interior todos somos sólo víctimas de un crimen.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada