diumenge, 24 d’abril de 2011

Tanto tiempo caminando y aun no sé dónde voy, estoy siguiendo cada paso y me olvidé de quien soy. Oigo el viento que en tus manos, fue una razón para creer. Te he echado de menos hoy, exactamente igual que ayer, confío en que siempre estaré contigo aunque no estés.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada