dimecres, 13 d’abril de 2011

Fuiste.

Fuiste la historia de amor más bonita que jamás viví, aunque tu no lo sepas. Fuiste los nervios de la primera cita, la sorpresa del primer beso, la emoción del primer encuentro, el primer paseo, la lágrima de la primera despedida, la sonrisa del primer reencuentro, la confianza del primer amor de verdad. Fuiste la palabra de aliento en un día gris, el hombro en el que derramar una lágrima, la mano a la que agarrarme al andar, el beso en el momento oportuno, la sonrisa en un instante de angustia, la luz en una noche oscura, la manta en el día más frio. Lo fuiste todo, y fuiste mucho más que eso. Porque lo fuiste sin dejar de ser TU.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada