dissabte, 18 de desembre de 2010

Te echo mucísimo de menos.

Ya tu cama está muy fría, tengo que reconocer, que no aguanto un solo día sin que nos podamos ver,tus labios se me secaron...no lo pude contener¿Para que quiero mis ojos? Si nunca te pueden ver...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada