dijous, 11 d’agost de 2011


Estoy tan cansada de estar aquí, reprimida por todos mi miedos. Si te tienes que ir desearía que  te fueras, porque tu presencia todavía perdura.  Estas heridas no parecerán sanar, este dolor es demasiado real, hay tanto que el tiempo no puede borrar...
Cuando tu llorabas yo secaba tus lágrimas, cuando gritabas yo luchaba contra todos tus miedos, tomé tu mano a través de todos estos años, pero tu todavía tienes todo de mí. Tú me fascinabas; ahora estoy limitada por la vida que dejaste atrás. Tu rostro ronda por mis, alguna vez, agradables sueños. Tu voz ahuyentó toda la cordura en mí. He intentado duramente decirme a mi misma te has ido, pero aun así todavía estás conmigo. He estado sola desde el principio.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada