dimecres, 3 d’agost de 2011

¡ATRÁS!

Quiero, no, necesito, volver atrás. Y no atrás de hace un año, no no no no, hace muuchos años atrás. Más o menos, al verano antes de empezar el instituto. Desde ahí todo empezó a cambiar, yo empecé ha hacerlo y empecé a perder gente. Creo que voy a contar ''mi vida'' desde el principio; hoy, no se porqué, lo necesito.
...
Aquel verano conocí a Raul, mi primer novio, mi primer beso.. mi amor de verano que duró una semana porqué el era de Málaga y solo venía a pasar las vacaciones en casa de nuestro amigo en común Santi.Se fue el día 13 de ... ¿Julio?, no sé, solo recuerdo que era viernes 13. Se despidió, se dio la vuelta, le vi como se iba y cada vez se hacía más y más pequeño hasta que giro la calle y no le volví a ver... ni he vuelto a ver. Pasé los días llorando junto a mis dos mejores amigas, Altea y Ana. Con el tiempo cogimos caminos totalmente diferentes las tres y ahora incluso cuando nos vemos, ni nos saludamos.
Pasó el tiempo, las estaciones... y nos seguíamos llamando toooodos los días. Aunque solo fuéramos amigos no queríamos y nos prometimos cosas que aún recuerdo. Una de ellas, que nos volveríamos a ver. 
Mientras tanto, en mi primer año de instituto, era muy feliz junto a Ana, Lucia y Sandra...¡y Diego!, también conocí ese año a Mariola, Richo, Marina y Albita. Pero mi relación con el resto de la clase no era buena. Era ''la gorda''. Desde el colegio aguantaba insultos como ''pelo estropajo'', ''gorda'', ''dientes de conejo'', ''pegui''(la cerdita pegui -mi nariz..-) y en edades pequeñas aunque las oigas, da igual, luego juegas con ellos en el patio al pilla-pilla; pero cuando ''empiezas la adolescencia'', no tanto... y más cuando quieres estar perfecta para cuando vuelvas a ver tu amor
Recuerdo que esas navidades las pasé en Madrid, en casa de mi tia... y aún tengo la imagen de mirarme al espejo y darme asco, tanto hasta llorar. Creo que desde ahí fue cuando comenzó mi mundo con la anorexia.
Comía sola, así que lo tenia fácil: comía un par de bocados o algo y lo demás lo metía en una bolsa y lo tiraba por la ventana. No le dí importancia, solo quería perder algo de peso, ''yo controlaba''. Mis padres empezaron a ver cosas raras.
Empecé a sustituir la comida por manzanas, tortitas de arroz o cereales con fibra. Empezó el verano y empecé a beber hasta 3 litros de agua al día. Luego vómitos... hasta el punto de vomitar por cualquier parte de la casa, incluso mientras comía con mis padres. Obviamente se dieron cuenta de todo y empezaron a llevarme a psicologos e historias.
Ese mismo verano, fue cuando hicimos la pandilla de Cristina (mi entonces mejor amiga), Richo, Marina, Irene, el EmoKid, Beatriz, Andra, Omar, Ramón (mi entonces novio) y yo. El problema estaba que mi novio tenía 18 años y yo 13 y mis padres se enteraron. Hubieron movidas por todos lados, mis padres estaban fatal y yo cada vez más enferma y con más depresión. ¡AH! y aun que estuviera con Ramón, aun quería a Raul y nos seguiamos llamando.
Empezó segundo de E.S.O y mi anorexia y depresión iban a más y por supuesto, cambió mi actitud: empecé a ser una borde a ser algo ''bipolar''. Empecé a salir más con Mariola.
El 27 de Octubre me dicen que al día siguiente me ingresan. Y así fue. El 28 de Octubre de 2008 fue mi primer ingreso. Duró un mes y 16 dias. Salí mucho peor de lo que estaba, muy traumatizada de lo que ví en el psiquiatrico... Cuando salí mi novio y mi mejor amiga estaban liados y Raul se hizo novia ( y aun siguen, aun que seguimos llamándonos de vez en cuando ). Como venganza, me lié con Carlos (al año siguiente fuimos novios y fue ''mi primera vez''), que era ex-novio de Cristina. Ella se puso celosa y mando a unas pavas a pegarme; y lo consiguieron. Pero no tubo suficiente y empezó a inventar mierda de mi, tanto ella como el: que si me había tirado a uno, que si a otro... yo virgen y ''la puta'' de un macro-instituto. Me quedé sola. Solo tenía a Mariola, quien era mi todo, mi vida entera, mi mejor amiga... y tengo que decir que aun no he encontrado a ninguna como ella. Pero la perdí.
Yo no podía más; seguía enferma, era ''la puta'' de un macro-insituto y del barrio y me quedé sin amigas.
Ese verano tomé la decisión de cambiar de instituto y ahi acaba ''el primer capítulo de mi vida''.
Si divido mi vida, la tengo dividida en tres capítulos... más bien dos, estoy en el tercero ahora. Pero no quiero contarlas. Aun no puedo. Demasiado reciente, demasiados recuerdos de un pasado que atropella mi presente.
El caso de todo esto es que quiero irme lejos, estar en una ciudad que cuando ande por la calle no tenga recuerdos de algo que viví ahí, ni que cuando suba al autobús vea a alguien de ''mi vida'' y ya no es nada y solo pueda suspirar, donde conozca a gente nueva que no sepa nada de mi vida; quiero dejar de perder gente, de hacer daño a gente, de hundir en mi hoyo a gente querida, donde no sienta que soy un fracaso para mis padres que no se merecen una hija como yo, donde me sienta bien...
Quizás lo más rápido sea desaparecer YA.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada