dijous, 2 de juny de 2011

Dime.

Admítelo. Dímelo. Lo necesito. Di lo que te preocupa, te intentare ayudar, lo juro. Di lo que sientes cuando me miras. Dime que a ti también te tiembla el corazón con cada roce de manos, dime que cuando estoy cerca no te tiritan las manos y parece que estemos a menos cinco grados por lo menos. Dime que no piensas en mí al oír esa canción, dime que te has olvidado de mi nombre, y que ya apenas recuerdas mi voz. Dime que no me extrañas, que ni siquiera sonríes cuando me ves. Dime que no te quedas en blanco cada vez que nos miramos. Dime que nunca has soñado conmigo. Dime que no me quieres, que no te gusto. Dime mis defectos y repítemelos cada vez que hagan falta. Dime que mis ojos no te gustan o que mis piernas son demasiado gordas. Dime que te has enamorado de unos ojos todavía más claros que los míos y de sus piernas esbeltas. Dime qué cada vez que le ves te olvidas donde has dejado la cabeza… dime que la amas más que a nadie, y que su sonrisa supera mil veces a la de cualquier persona. Dime que la amas. Pero que alguna vez, también me amaste a mí, como hoy a ella.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada