dissabte, 19 de març de 2011

Palabras y gestos. La última tarde con el. Su último beso. La caricia final. La mirada del adiós. Toda la tristeza de una separación que les había dejado el alma en vilo, el corazón suspenso y el tiempo colgado de una promesa indefinible.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada