dissabte, 26 de febrer de 2011

El beso más difícil no es el primero

si no el último.

Te echo de menos. Muchísimo. Cuando creo que te he olvidado, me olvido de olvidarte y te recuerdo. Recuerdo tu sonrisa. Tu forma de mirarme. El brillo de tu mirada. Tu forma de quererme. Tus caricias. Recuerdo, cuando dentro de lo malo, estábamos perfectamente. ''Nuestro'' barco. Nuestros sueños.

También recuerdo la primera vez que te vi. Fue en el local y me sonreíste vergonzosamente mientras te preguntabas que qué estaría haciendo allí. Recuerdo el día en el que acabamos chispados en los colchones del local, cogidos de la mano, ignorando lo que sentiamos. Recuerdo el salir del cine cogidos de la mano aquel 21. Recuerdo que me dijiste, que a pesar de haberte quedado allí tirado, hubieras repetido volver a bajar las veces que hicieran falta.
Recuerdo tu cara de angustia aquella noche de verano, incluso de la ropa que llevabas y el día de la cremà te despediste de mi y no querías volver a verme.
Recuerdo nuestro primer beso. Recuerdo que lloraste. Recuerdo que no quería que te fueras.
Recuerdo nuestros besos en el parque y el paraguas que se quedo allí. Recuerdo el día que te lo presté ... acabamos empapados.
Recuerdo cuando fuimos al castillo. Recuerdo el día de tu cumpleaños...
Recuerdo que no volvimos a vernos ...
Recuerdo volver a verte, volver a mirarte, volver a besarte y sentir tus caricias, el calor de nuestros cuerpos, nuestra despedida en la parada del autobús con en que no sabía que sería nuestro último beso y la última vez que nos veríamos ...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada