divendres, 10 de setembre de 2010

Con faldas y a lo loco.

- Hablé con mamá. Estaba tan contenta que hasta lloró. Quiere que lleves su vestido de novia. Es de encaje blanco.
- Osgood, no puedo casarme con el vestido de tu mamá. Seguro que ella y yo ...no tenemos el mismo tipo.
- Podemos arreglarlo.
- Oh, no hace falta. Osgood, he de ser sincera contigo. Tú y yo no podemos casarnos.
- ¿Por qué no?.
- Pues, primero porque no soy rubia natural.
- No me importa.
- Y fumo. ¡Fumo muchísimo!.
- Me es igual.
- ¡Tengo un horrible pasado!. Desde hace tres años estoy viviendo con un saxofonista.
- Te lo perdono.
- Nunca podré tener hijos.
- Los adoptaremos.
- No me comprendes, Osgood.
(Se quita la peluca). Soy un hombre.
- Bueno, nadie es perfecto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada