dijous, 22 de setembre de 2011

Ya no le alcanzan

¿Aun le alcanzaban los dedos de sus manos para contar los dias sin saber nada de Él?
 Eso ya no le importaba ni pensaba recordar, lo que ahora le valia para usar esos dedos en sostener el cigarrillo que tenia entre sus manos, el cual, lo unico que le recordaba era en la parecida forma del humo a los recuerdos del pasado...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada